¿En qué países está legalizada la marihuana?

La marihuana es la droga que tiene mayor demanda a nivel mundial. Se calcula que 3,75 % de la población la consume, colocándose muy por encima de quienes optan por la cocaína o los denominados opiáceos.

Desde hace muchos años, la prohibición, legalización e incluso aceptación de sus beneficios entró en debate en diversos países. Para algunos, su legalización es un paso para combatir a las mafias que se encargan de comercializarlas; para otros, esto va en contra de la moral y las convenciones sociales.

Pese a ello, y obedeciendo a los tiempos actuales, algunos países han decidido dar el paso. Solo pocos la legalizaron en todos los ámbitos; otros optaron por aceptarlas medianamente. Veamos cuáles y de qué forma.

Marihuana legalizada

Los países que lograron la legalización total de la marihuana son solo dos: Uruguay y Canadá. En ellos se permite su consumo, comercialización y aplicación en tratamientos médicos.

Uruguay fue el pionero en decir «sí» a la marihuana. Lo hizo en 2013, bajo la presidencia de José Mujica. La ley de aceptación señala que para consumir marihuana se debe ser mayor de 18 años y tener una compra mensual no mayor a 40 gramos.

Marihuana legalizada

Además, Uruguay lleva un registro de quienes consumen marihuana. Cuando una persona cumple con los requisitos de edad y va a realizar la compra, sus huellas digitales son analizadas y así entra en la base de datos.

Por su parte, Canadá optó por esta medida en octubre de 2018. Vale la pena recordar que en 2001 el país había aceptado su uso solo en tratamientos medicinales. No obstante, el año pasado decidió asumir el reto y puso en vigor The Federal Cannabis Act, la ley en la que se recoge la legalización.

Legalización a medias

Existen países en las que la legalización está «a medias». Es decir, es legal con ciertas restricciones.

Un buen ejemplo de ello es Sudáfrica, la cual acepta el consumo de marihuana siempre y cuando este se haga de manera privada. Además, el cultivo también debe ser personal. Estas medidas entraron en vigor en 2018.

Legalización a medias

Otro caso es Georgia, desde julio de 2018. El país, mediante un decreto, señaló que es completamente legal consumir y llevar consigo marihuana. No obstante, la ilegalidad radica en el cultivo y venta de la misma.

En Estados Unidos este estupefaciente es ilegal. Pese a ello, algunos estados la han aceptado para usos medicinales (Nuevo México y Nueva York), en otros se logró su despenalización (Carolina del Norte y Rhode Island), y en otros se acepta el consumo recreativo (California, Alaska, Colorado).

Otras naciones con legalización restringida

En Colombia la marihuana se acepta el consumo en pequeñas cantidades, además del cultivo personal y el uso medicinal. Argentina también acepta el uso de manera privada y para tratamientos.

México acepta el porte de marihuana en pequeñas porciones, al igual que Perú. Chile acepta el consumo en privado, además del uso medicinal. Del otro lado del mundo, en Australia, se acepta solo para medicinas pese a que es el país que más consume marihuana.

Otras naciones con legalización restringida

Más arriba, en Alemania, se admite el consumo siempre y cuando no sea frente a zonas consideradas prohibidas, como escuelas; también es aceptable portarla y para medicinas. En Luxemburgo está aprobada la legalización, pero aún no entra en vigencia.

En Suiza se admite el porte en pequeñas dosis y el consumo de sus derivados para uso medicinal. República Checa admite la posesión y cultivo en pequeña escala. Holanda tiene sitios específicos para su venta y se admite la posesión personal.

Malta permite el consumo persona y medicinal. Croacia no pena el uso personal y, al igual que Bermuda, admite su empleo para combatir enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.