Material de emergencia para medicina de urgencias

La necesidad médica puede surgir en cualquier momento, especialmente en aquellos espacios donde se concentra un alto volumen de gente. La disposición del material correspondiente para tratar estas urgencias es fundamental, incluso es obligatorio en determinadas áreas públicas y privadas. Los responsables médicos buscan los equipos de emergencia en Iberomed para cargar su botiquín de aquello esencial e imprescindible.

La llamada medicina de emergencia hace referencia a la cobertura de una amenaza inminente, que puede poner en peligro la vida de la persona y que, por tanto, la asistencia no se puede retrasar. Este problema puede afectar a todo tipo de personas y en situaciones muy diferentes. Por ello la preparación ante esta situación debe estar presente en muchos espacios, ya que el riesgo aumenta a medida que sube el número de personas concentradas. Se aplica en centros educativos como colegios o institutos, recintos deportivos, ayuntamientos o salas de congresos. También se tiene en cuenta en un contexto donde el riesgo sube, por las condiciones climatológicas. Es el caso de las playas y piscinas, donde, bien por el mal estado del agua en el segundo caso o bien por el exceso calor, las posibilidades de que haya una urgencia aumentan.  

A modo de prevención y como solución para intervenir rápidamente, resulta imprescindible disponer de un kit de emergencias que minimice o solucione el problema. En este equipo no puede faltar un desfibrilador, que es una máquina electrónica preparada para realizar una descarga cuando se ha producido un paro cardiaco. Las probabilidades de que ocurra esta situación aumentan en espacios en los que se realiza deporte y, aunque es una indisposición que afecta en mayor porcentaje a adultos, hay menores que la han sufrido. El equipamiento incluye, además del dispositivo, la batería, los electrodos y una bolsa para su transporte. 

El  maletín de oxigenoterapia es otro elemento esencial en la medicina de emergencia. Incluye, entre otros elementos, una botella de oxígeno medicinal, mascarillas, una manta térmica, tijeras y un resucitador, que es una máscara preparada para ayudar a quienes tengan problemas respiratorios. Cumplen una función similar a los botiquines de primeros auxilios, también fundamental para cubrir urgencias básicas. ¿Qué encontramos dentro del botiquín? Guantes, vendas, torniquetes y gránulos hemostáticos, utilizados para cortar hemorragias, son los materiales más comunes. 

Más especializados

Además del material sanitario que es imprescindible en cualquier situación, hay otro que está más especializado y preparado para contextos determinados. Por ejemplo, la camilla de rescate puede ser útil en eventos deportivos, ya que hay lesiones que impiden a los jugadores moverse y con este aparato el transporte y la atención médica se agiliza. La propuesta de camillas es muy amplia e incluye necesidades dentro del agua y modelos para instalar en hospitales de campaña. El entorno acuático es, precisamente, un lugar donde las urgencias médicas se agudizan y hay materiales preparados a fin de responder rápidamente ante cualquier problema. Chalecos salvavidas, silbatos y toallas de microfibra son los elementos que más se utilizan, sin olvidar la importancia que en algún momento pueden tener los arneses o el carrete de rescate acuático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: