La lecitina de soja y sus propiedades

Conocida mundialmente como un compuesto que aporta muchos beneficios al organismo, la lecitina de soja forma parte del grupo de los fosfolípidos; es decir, es una especie de ácido graso que se encuentra presente en la mayoría de las células, y que, actualmente, forma parte de nuestra dieta diaria.

La lecitina se extrae de los granos de soya. Es aprovechada por los grandes productores de alimentos gracias a sus beneficios como estabilizante y emulsionante. Sin embargo, debido a sus numerosas propiedades, es empleada como suplemento dietético que favorece en la eliminación de grasas, problemas cardiovasculares, reducción del colesterol «malo», entre otros.

Beneficios de la lecitina de soja

Son muchos los beneficios que pueden atribuirse al consumo constante de la lecitina de soja. No obstante, antes de conocerlos es importante tener presente sus principales propiedades.

La lecitina de soja es rica en vitaminas A, B y E. También aporta al organismo fósforo, omega 3 y omega 6, colina e inositol. Esto permite que, tras incorporarlas a la dieta, se obtengan algunos beneficios como:

  • Eliminación de grasa en órganos como el hígado, corazón, páncreas, etc.
  • Reducción del colesterol «malo» o LDL y los triglicéridos.
  • Mejora del perfil lipídico en el torrente sanguíneo.
  • Prevención en la formación de cálculos biliares.
  • Ayuda en el rendimiento físico gracias a su función como antioxidante.
  • Incremento de la memoria y capacidad cognitiva.
  • Disminución del riesgo de padecer Alzheimer y accidentes cerebrovasculares
  • Protección de las células presentes en la piel y el cabello.
  • Mayor absorción intestinal y, por ende, mejor digestión.

Cómo consumir la lecitina de soja

En el mercado actual, la lecitina de soja puede hallarse en diferentes presentaciones. En algunos casos es posible encontrarla en gránulos o en cápsulas, las cuales suelen consumirse antes de comida.

Como se trata de un complemento alimenticio, lo recomendable es informarse con un nutricionista para conocer cómo es más conveniente para nuestro organismo.

Contraindicaciones

Al igual que cualquier suplemento, la lecitina de soja tiene algunas contraindicaciones para su consumo. Estas, por lo general, tienen que ver con la condición de cada persona.

Por ejemplo, en muchos casos no es recomendada la lecitina e soja para las mujeres embarazadas. De la misma manera, quienes poseen hipotiroidismo corren el riesgo de aumentar sus síntomas si consumen este suplemento dietético.

Finalmente, algunos efectos secundarios pueden incluir: baja presión arterial, dolor estomacal, alteraciones en el peso, pérdida de apetito y erupciones en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.