Cómo invertir en bolsa si eres principiante

La bolsa, forma común y habitual de llamar al mercado de valores, es un sistema de negocios que consiste en la compra y venta de instrumentos financieros. En ella es posible conseguir acciones de empresas, divisas de muchos países, bonos de compañías, entre otros.

Debido a su constante movilidad financiera, la cual ayuda a generar muchos ingresos con la compra o venta de los instrumentos, este mercado es una buena opción para invertir. Sin embargo, no todos lo hacen porque desconocen el mecanismo con el que se maneja.

Para saber invertir en bolsa es necesario tener en cuenta ciertos aspectos. Muchos de ellos se aprenden mientras se trabaja en ella. Otros es necesario conocerlos antes de invertir. Hoy explicaremos estos últimos, los cuales te pueden ayudar si eres un principiante y quieres invertir en el mercado de valores.

La inversión en Bolsa

Un aspecto esencial para invertir en bolsa es entender que esta funciona bajo las leyes de oferta y demanda. Es decir, si existen acciones que comienzan a ser adquiridas, el precio aumentará. En caso de que no haya mucha demanda, la oferta será mayor y por ende tendrán un valor bajo.

Este factor es importante para determinar el grado de inversión. La inversión es esa cantidad de dinero que estamos dispuestos a utilizar para comprar acciones.

Cualquiera que vaya a invertir en una acción depende de las leyes de la oferta y la demanda. Si esas le favorecen, podrá comprar acciones a un precio bajo y venderlas a uno más alto, logrando una ganancia. Claro está, para ello se hace un análisis del mercado.

En todo caso, es necesario saber cuánto se está dispuesto a invertir. No se puede arriesgar todo el dinero de una sola vez, pero también es importante considerar cómo podrá variar el mercado tanto a favor como en contra.

Los brockers

Los brockers son las entidades intermediarias entre quien invierte en bolsa y el propio mercado. Su contratación es obligatoria, debido a que son los encargados de gestionar las operaciones que se realicen.

Pueden conseguirse brockers en las entidades bancarias, por lo cual hay que acudir a ellas o llamarlas. Sin embargo, actualmente existen muchos brockers online, lo cual facilita su acceso.

Cuando se es principiante en bolsa, es recomendable optar por un brocker que facilite las operaciones y permita aprender cómo son las inversiones. Estos tienen una plataforma en la que lo explican, además de que dan detalles de cuáles compras están disponibles, cuánto se puede invertir, etc.

El perfil del inversor

Debido a que las acciones en bolsa son muchas, es necesario establecer un perfil o estrategia para las inversiones.

Existen inversores que compran y venden acciones en un mismo día. Otras lo hacen en cuestión de minutos. Algunas son más consistentes y prefieren que sus operaciones tengan un periodo largo, que abarque algunos días, incluso semanas.

Cada caso responde a un perfil y, por supuesto, tiene sus ventajas y desventajas. Aspectos como el nivel de ganancias, el margen de error, la posibilidad de errar e incluso el ahorro conforman a dichos perfiles estratégicos.

El análisis del mercado

Finalmente, al iniciar en la bolsa es necesario conocer el mercado. Sus fluctuaciones, las leyes de oferta y demanda, los factores que determinan que una acción aumente o disminuya su precio.

El análisis del mercado consiste en eso. Los expertos aseguran que existen dos tipos: uno basado en conocer a las empresas, su valor, sus activos y su rendimiento; otro que se enfoca en su trayectoria, lo que ha cotizado en cierto tiempo.

Como consejo para principiantes, es bueno que, antes de invertir, se prueben las demos o simuladores de bolsa que ayudan a conocer cómo funciona el mercado. Estos se encuentran en la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.