Mitos y verdades sobre las lentillas

Las lentes de contacto son una excelente opción para la corrección de los defectos refractivos y también son de gran ayuda a nivel de estética. Sin embargo, es importante hacer un uso responsable de las lentillas, ya que requieren de cuidados para mantener íntegra la salud de los ojos.

Dudas respecto al uso de lentillas

Los problemas visuales son muy comunes actualmente. Sin importar la edad, se presentan diversas afecciones que requieren el uso de gafas convencionales o lentillas para corregir la visión.

Si aún no has optado por cambiar a las lentillas, seguramente formas parte de las personas que no tienen toda la información sobre las más innovadoras tecnologías disponibles y que creen que este tipo de lentes no permiten continuar con una vida normal, generando incomodidad y limitaciones.

Debes saber que son muchos los mitos que se han creado respecto al uso de las lentillas y que afortunadamente no son verdad. Por lo tanto, si estás interesado en comenzar a disfrutar de la comodidad y practicidad que éstas ofrecen, solicita información a un especialista óptico-optometrista, que es la persona indicada para aclarar los pros y contras del uso de este elemento corrector de los defectos visuales.

Uso de lentillas

Mitos y realidades

Cada opinión depende de la experiencia particular de las personas, es decir, las reacciones son diferentes en cada caso. Sin embargo, existen muchos mitos y verdades que debes conocer para que puedas realizar una elección objetiva.

Mitos

A continuación, hablamos acerca de los mitos más comunes que circulan sobre el uso de lentillas, y que no son verdad:

Son incómodas:

Gracias a los avances de la tecnología, se fabrican lentes de contacto con materiales que permiten mayor oxigenación al ojo, por lo tanto, es muy fácil adaptarse al uso de las lentillas. Además, el especialista recomienda las más adecuadas de acuerdo a las características particulares de los ojos de cada paciente e indica la forma correcta de uso.

Los lentes de contacto pueden incrustarse detrás del ojo:

Esto es físicamente imposible, ya que el ojo está cubierto por varias capas que lo cubren y conectan con la zona interior del párpado.

Las lentillas causan sequedad:

La sequedad de los ojos puede afectar a cualquier persona independientemente del uso de lentes de contacto, por lo tanto, las lentillas no son la causa. Si padeces de sequedad, se recomienda utilizar gotas hidratantes.

Los lentes de contacto modifican la expresión de la mirada:

Nada más alejado de la realidad, pues las lentillas pasan totalmente desapercibidas, no alteran de ningún modo la naturalidad del ojo.

Verdades

Infecciones:

Las lentillas por sí solas no las producen, pero si no les das el uso y cuidados adecuados, pueden provocar infecciones en los ojos.

Practicidad:

Este tipo de lentes son muy prácticas y te permiten realizar cualquier tipo de actividad, en cualquier momento y lugar.

Indicadas para cualquier defecto refractivo:

No solo funcionan en caso de miopía, también pueden usarse para el astigmatismo, hipermetropía o presbicia.

Edad adecuada:

En niños muy pequeños existen limitaciones para el uso de lentillas. Es recomendable que se adapten a partir de los trece años de edad. Aunque esto depende de la madurez y responsabilidad del paciente. De nuevo, consultar el caso con un especialista es la opción más segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.